Reforestar para fortalecer la cohesión social de la comunidad de Renca

 No hay comentarios

Crear conciencia en torno al cuidado del medio ambiente y generar un trabajo que genere la unión entre los vecinos es parte de lo que se ha propuesto en un proyecto que busca reforestar el cerro Renca y ayudar en su recuperación de espacios para los habitantes de la comuna en la Región Metropolitana.

Bajo esta premisa una veintena de estudiantes de primer y segundo año de la carrera de Trabajo Social de la Universidad San Sebastián de Santiago, está desarrollando un trabajo junto a vecinos del cerro Renca y la Corporación Cultiva, a través del proyecto “Fortaleciendo la cohesión social y el sentido comunitario en barrios vulnerables de Santiago”, liderado por el académico Guillermo Sanhueza.

“Para nosotros, lo interesante es el proceso comunitario que se va a ir gestando. Haremos diagnósticos con los vecinos, puerta a puerta y capacitación a monitores; concientizando a la comunidad sobre los incendios y cómo prevenirlos y la importancia de la reforestación, entre otras acciones”, detalla Sanhueza.

En este sentido, la Universidad San Sebastián está entregando un servicio adicional al trabajo que realiza con gran éxito la Corporación Cultiva en diversas comunidades, desde hace años. “Nos están ayudando a hacer un diagnóstico de la percepción que tiene la población que vive en las cercanías del cerro sobre la reforestación que se está desarrollando, y sobre el conocimiento que tienen (o no) de las causas de incendios forestales que se producen allí, así como de la valoración que le otorgan a las áreas verdes”, explica Alejandra Millán, coordinadora de Cultiva.

Este aporte significa una campaña de concientización en la población sobre acciones para prevenir los incendios, como relevar la importancia de no botar o quemar basura y advertir del peligro que representan las fogatas en el lugar. Además, se está realizando un proyecto de la reforestación en conjunto con estudiantes de los colegios de Renca, comuna donde ya cuentan con 30 hectáreas replantadas.

Con esto se espera que la comunidad fortalezca su tejido y cohesión social para que existan menos probabilidades de delincuencia y tráfico de drogas; que haya más control social informal y se genere un ambiente de mayor desarrollo humano, entre otros beneficios.

 

 

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos