Alfabetización funcional, una oportunidad para mejorar la calidad de vida

 No hay comentarios

La señora Blanca Bórquez, valdiviana de 74 años, solo pudo estudiar hasta 4° básico, por lo que nunca tuvo la oportunidad de apreciar las obras de su autor favorito, Federico García Lorca. Hoy, gracias a las herramientas entregadas por estudiantes de la Universidad San Sebastián puede descubrir y leer las obras del reconocido dramaturgo.

Lo mismo le sucedió a don Juvenal Díaz, trabajador de Grupo EULEN, en Santiago, quien cuenta que “sabía leer, pero no el significado de las palabras. Ahora aprendí y no fue difícil, porque le puse mi esfuerzo”.

Es que el aprendizaje no conoce edad, ni condición social, ni distancias. Con esta convicción, la Facultad de Ciencias de la Educación de la casa de estudios ha implementado una serie de programas de alfabetización en diferentes zonas del país, tendientes a colaborar en la enseñanza de destrezas, pero además, en el mejoramiento de la calidad de vida de quienes no han tenido suficientes oportunidades en educación.

Consciente de esta realidad, la carrera de Pedagogía en Educación Básica desarrolló talleres de alfabetización funcional en Santiago, Concepción y Valdivia, favoreciendo el crecimiento profesional y personal de sus beneficiarios, quienes tienen una procedencia muy diversa, pero todos con el mismo sueño de perfeccionarse.

En el caso de Santiago, los talleres se dictan desde 2014 a trabajadores del Grupo EULEN, empresa que detectó entre algunos de sus trabajadores diversas dificultades en el desarrollo y/o adquisición de las habilidades del proceso de lectoescritura, y a partir de este año en la Fundación Santos Apóstoles, donde existen adultos no alfabetizados y con situación de alta vulnerabilidad.

En Concepción, en tanto, la comunidad del colegio Los Acacios reconoció la realidad de un grupo de padres y apoderados, que producto de sus carencias en habilidades lectoras o baja escolaridad, no podían apoyar la formación académica de sus hijos; mientras que en Valdivia los talleres se realizan hace dos años para los usuarios del Centro de Salud Familiar (CESFAM) “Jorge Sabat” y del Centro Comunitario de Salud Familiar (CECOF) “Pablo Neruda” de esa ciudad, que también detectaron la necesidad de educar a sus usuarios que, en muchos casos, no estaban siguiendo los tratamientos médicos de forma adecuada porque no sabían leer.

En total, se han involucrado en esta iniciativa, más de 100 estudiantes y 7 docentes de las sedes de Santiago, Concepción y Valdivia.

Educación para el desarrollo

En todos los casos, se prepararon talleres, actividades estratégicas de intervención y metodologías especialmente adecuadas al nivel de conocimiento previo de los estudiantes, de manera de canalizar sus requerimientos específicos. De hecho, fue tan exitoso el programa, que en Santiago se incorporaron además, talleres de matemática funcional, complementando el aprendizaje.

Para el decano de la Facultad de Ciencias de la Educación, Dr. Rodrigo Fuentealba, “esta ha sido una experiencia muy enriquecedora para todos los participantes. Por una parte, los beneficiarios de los talleres desarrollan habilidades y generan conocimientos que sin duda, les serán muy útiles, y por otra, nuestros estudiantes enriquecen su formación para trabajar directamente en el aula, generando dispositivos didácticos que les permitirán desenvolverse en diversos espacios en su futura vida laboral, lo que les entrega una ventaja comparativa”.

Por su parte la egresada de la carrera en Santiago, Trinidad Riquelme, comenta que “la experiencia fue algo muy importante. Tuvimos que interiorizarnos en una manera distinta de educación, especial para adultos, pero cuando vimos avances en los estudiantes y ellos mismos también los notaron, todos los caminos se empezaron a abrir y se hizo mucho más fácil”.

Igualmente, para la estudiante Carolina Muñoz, la experiencia fue inolvidable y enriquecedora. “Interactuar con adultos mayores fue algo distinto a lo que estamos acostumbradas. Nos contaron sus historias de vida y anécdotas, siempre mostrando ganas de aprender. Siento que creamos un vínculo con ellos”.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos