Fortaleciendo el emprendimiento femenino en la Región del BioBío

 No hay comentarios

El extenso borde costero chileno se caracteriza por sus increíbles paisajes, por una incesante actividad marítima y por poseer aguas muy generosas en cuanto a recursos hidrobiológicos, que son el sustento de miles de familias a lo largo del país.

Las caletas de Llico y Tubul, en la provincia de Arauco, no son la excepción. Sus pequeñas comunidades basan su economía en el turismo y en la recolección de mariscos y algas de orilla, y se trata de un ecosistema muy sensible a los cambios, ya sean producidos por causas naturales o por mano del hombre. Por eso el 27 de febrero del año 2010, será una fecha difícil de olvidar para los habitantes de estas caletas. Y es que esa madrugada, sus costas resultaron muy afectadas por la magnitud del terremoto y posterior tsunami.

Al contrario de lo que se podría pensar, estas esforzadas mujeres no decayeron y buscaron las herramientas para ponerse de pie y salir adelante en sus emprendimientos. Para eso, contaron con el apoyo de docentes y estudiantes de la Facultad de Ingeniería y Tecnología de la Universidad San Sebastián, sede Concepción, quienes llegaron hasta el lugar para realizar un diagnóstico de habilidades organizativas, emprendedoras y empresariales de mujeres pertenecientes a la Asociación de Recolectoras de Orilla, con quienes efectuaron una “lluvia de ideas” y diferentes propuestas –modelo Canvas incluido– que se focalizó especialmente en el trabajo con jefas de hogar.

Paola Burdiles, directora del programa de Plan Común de Ingeniería, contó que en su visita se encontraron con “44 mujeres de la Asociación, que trabajan en una planta en desarrollo y con su iniciación de actividades en proceso, que comercializan machas cocidas. Ellas conocen las etapas del proceso productivo, pero no el sistema completo. Por eso, los estudiantes les compartieron sus conocimientos y las capacitaron. En total, se involucraron en la iniciativa tres docentes de la Facultad y unos 230 estudiantes de Ingeniería”.

“El apoyo de la Universidad fue fundamental, porque tenemos muchas ideas por desarrollar y no contábamos con los conocimientos adecuados para llevarlas a cabo. Creemos que con todo este apoyo y capacitación podemos hacer perfectamente un centro gastronómico y postular a diferentes fondos, poniéndole valor agregado a nuestro negocio”, comentó Mónica Carrillo, presidenta de la Asociación de Recolectoras de Orilla “Renacer”, de Tubul.

Trabajo permanente y sostenido

Además de las capacitaciones, se elaboró un prototipo de punto de venta y actualmente se trabaja en la iniciación de actividades del colectivo y en el apoyo en la obtención de permisos para funcionamiento. El trabajo inmediato se orientará a recuperar la población de algas del sector, para su extracción.
Mario Delannays, asesor técnico del Instituto de Investigación Pesquera, Inpesca, organización que trabaja en el proyecto, destacó que “la transmisión de conocimientos que se ha logrado con las trabajadoras es algo inédito”, esto a propósito del histórico rol que han cumplido los hombres en familias de tradición pesquera y marisquera. Agregó que “estamos poniendo foco en el repoblamiento del recurso alga en Tubul. El programa continuará y queremos seguir trabajando juntos”.

Efectivamente, durante el segundo semestre se continuará esta acción de acompañamiento para solucionar las brechas que fueron detectadas durante el desarrollo del programa. En esta etapa se incorporará la metodología de extensionismo que permita un análisis para la formulación y evaluación de proyectos que promuevan el desarrollo de actividades en Tubul y Llico. A partir de esta exitosa iniciativa, se firmó un convenio de cooperación entre la USS y la Municipalidad de Arauco que establece bases de cooperación en la promoción y realización de estudios, proyectos y otras actividades que permitan un crecimiento recíproco.

La estudiante de Ingeniería Natalia Navarrete, señaló que “hemos tenido que saber trabajar en equipo y coordinar con distintas personas. Este proyecto y su organización nos hacen acercarnos más a lo que será nuestra futura vida laboral. Creo que la Universidad hace muy bien en introducir este tipo de proyectos a los estudiantes”.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos