“La relación directa con el usuario es una oportunidad que empodera al estudiante como líder de acción”, Albert Tidy, Decano de Arquitectura U. San Sebastián

 No hay comentarios

La Facultad de Arquitectura y Arte de la Universidad San Sebastián (USS) se caracteriza por realizar diversos proyectos que conjugan la calidad técnica con el interés de aportar a la comunidad y al entorno, entendiendo la arquitectura como un servicio que contribuye de manera innovadora a resolver problemáticas de las ciudades y de su gente. El Decano de esta facultad, Albert Tidy Venegas, contextualiza cómo han desarrollado los distintos ámbitos de trabajo académico en torno a la relación con la comunidad.

– ¿Cuál es la relevancia que tiene para su facultad la Vinculación con el Medio (VcM)?

“En el caso de nuestra facultad, los proyectos se canalizan principalmente a través del “Taller de Práctica Profesional”, que simula el trabajo de una oficina de arquitectura y ocurre en el quinto semestre de la carrera. Este busca acercar al estudiante a una experiencia profesional guiada en base a un encargo real que tenga un impacto positivo en la sociedad. En ese sentido la relación bi direccional que se establece genera beneficios tanto para la comunidad como para el proceso formativo de los estudiantes.

Lo interesante es que la experiencia no solo se reduce al diseño de un determinado encargo, sino que busca además su concreción física como obra construida. Es así como hemos realizado diversos proyectos que van desde la construcción de una vivienda para una familia que lo perdió todo en Diego de Almagro a causa del feroz aluvión que arrasó con el poblado el 2015, el diseño y construcción de un módulo sanitario para viviendas rurales cercanas a Concepción, un invernadero para una escuela agrícola en Lampa o un centro de informaciones para la Conaf en el Parque Alerce Andino en nuestra sede de la Patagonia. Todas obras contraídas por el taller de práctica profesional de la Escuela de Arquitectura”.

– ¿Cuál es la contribución que hacen los proyectos de VcM al proceso formativo de sus estudiantes?

“Diría que se puede identificar la contribución de los proyectos de VcM de la Facultad de Arquitectura en tres ámbitos generales: el primero es el de sensibilizar al estudiante con los problemas reales de la comunidad y el entorno local de cada sede. Entender así la arquitectura como un servicio que participe de manera innovadora en la solución de problemas que puedan mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos. El otro aspecto es el profesional, es decir, tener la aproximación a una primera obra de arquitectura que será construida pone a prueba los conocimientos acumulados y al mismo tiempo representa un salto cuántico que anticipa al estudiante a la realidad del ejercicio de la profesión. Es decir hay un avance en el conocimiento técnico de la disciplina. Y finalmente, la relación directa con el usuario es una oportunidad que empodera al estudiante como líder de acción, lo que se asocia a valores como el compromiso, la responsabilidad, el emprendimiento y el trabajo en equipo”.

– ¿Cómo califica la experiencia que los estudiantes viven en estas actividades?

“Es una experiencia que trasciende a lo estrictamente académico. El estudiante frecuentemente se involucra más allá de las exigencias curriculares por el entusiasmo natural que en él despierta. Este año por ejemplo, teníamos un grupo de estudiantes construyendo una vivienda en Diego de Almagro durante enero y ebrero, que es su período de vacaciones. Otras veces, por ejemplo, estudiantes después de haber terminado el semestre, fueron a exponer a Linares frente al alcalde y la Directora Nacional del SENADIS un proyecto de un Centro Modelo para la Discapacidad desarrollado íntegramente como VcM. Es una actividad que se termina realizando de manera totalmente desinteresada y comprometida. Estos ejemplos son una pequeña evidencia del entusiasmo que despierta en los estudiantes, experiencias formadoras como éstas”.

– ¿Cómo aporta a los académicos de la facultad participar en proyectos de VcM?

“En esta etapa el grado de involucramiento de los profesores es total. A diferencia de actividades de VcM de otras facultades donde los tiempos son definidos en función de la actividad, en el caso nuestro es distinto. La velocidad de la arquitectura y sus procesos de gestión exceden con creces la duración del semestre y se hace difícil compatibilizar y hacer calzar los encargos que gestionamos con el calendario académico. En promedio, entre que un proyecto empieza y se termina, transcurren fácilmente dos años, que exigen al académico un compromiso extra-académico, muchas veces en pleno período de receso de clases. Sin embargo el esfuerzo que se involucra en gestionar los recursos y hacer partícipes a las partes justifica nuestra insistencia. Por ejemplo, en nuestra sede de la Patagonia tenemos un convenio con la DOP (Dirección de Obras Portuarias), y estamos trabajando en espacios públicos de la ribera lacustre del Lago Llanquihue, así como en localidades aisladas de Chiloé. Sin duda estos proyectos ameritan aún mayor tiempo de dedicación por su relevancia e impacto”.

– ¿Cómo aportan a la comunidad los proyectos colaborativos de VcM que se han realizado con la facultad?

“Darle una casa a una familia que perdió todo su patrimonio a causa de un desastre natural, que de la nada recuperen su casa por una de mucha mejor calidad, constituye un logro tan importante como llevar unidades sanitarias dignas a la vida rural. Cortar con un invernadero de manera gratuita para una escuela agrícola de bajos recursos; rescatar el patrimonio histórico del ex Sanatorio de Tuberculosos en San José de Maipo para ayudar a los pacientes terminales a tener un “buen morir” o dar trabajo digno a ciudadanos con síndrome de down en un esfuerzo conjunto con el Arzobispado de Concepción, son iniciativas que apuntan a tener un impacto positivo dentro de la sociedad. Bruce Mau, diseñador canadiense decía que ”el mejor comienzo es por cualquier parte”, y el sabio chino Lao Tsé afirmaba que “un viaje de mil millas comienza con un primer paso”. Así pensamos nosotros: creemos que nuestras iniciativas de VcM son un vehículo para cambiar el mundo”.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos