Desarrollan invernadero de autocultivo sustentable para niños y jóvenes con capacidades diferentes

 1 comentario

La Fundación Coanil es una organización que promueve la inclusión de las personas con discapacidad intelectual o con vulnerabilidad social a lo largo de todo el país, contribuyendo a mejorar su calidad de vida.

En la comuna de Hualpén, la Residencia Los Aromos de Coanil atiende a 40 niños y jóvenes con discapacidad intelectual leve y moderada, en condiciones socioeconómicas y de protección vulnerable.

Como una forma de apoyar la labor de la residencia y luego de detectar ciertas necesidades de sus beneficiarios, surge el proyecto de Vinculación con el Medio “Invernadero inclusivo: autocultivo sustentable para niños y jóvenes con capacidades diferentes”, a cargo de estudiantes y académicos de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad San Sebastián (USS), sede Concepción.

La iniciativa apunta a resolver la necesidad básica de alimentación y aportar a la preparación para la vida independiente de los jóvenes que egresan año a año de esta institución, mediante la construcción de un invernadero de autocultivo doméstico con sistema hidropónico y en altura de hortalizas y hierbas medicinales orgánicas. Además se incluyó un espacio terapéutico y cursos de capacitación en jardinería.

El proyecto busca lograr una mejoría en la calidad alimentaria de los usuarios de la residencia, incrementando las porciones de verduras y hortalizas, ya que tendrán disponibilidad de éstas sin interferencia estacional, y a la vez capacitarlos en el oficio de la jardinería, construcción y mantención de un invernadero, lo que les permitirá poder sustentarse en un futuro próximo y así insertarse en la sociedad.

Carla Cornejo, coordinadora del proyecto y académica de Nutrición y Dietética, planteó que esta alianza además de satisfacer las necesidades detectadas, fortalece los valores institucionales, generando estudiantes líderes e integrales capaces de generar cambios en la sociedad. También, apuesta a que el invernadero no solo sea un área que entregue alimentación y aprendizaje, sino que se transforme en un espacio terapéutico donde todos los que quieran descansar y reflexionar lo hagan y así puedan disminuir su ansiedad.

 1 comentario

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos

Comentarios

  • Fantástico el proyecto. Me encantaría saber aplicarlo en casa, aunque sea para plantar lechugas, acelgas y tomates.
    Tengo un joven down de 33 años y quiero que juntos hagamos algo manual, provechoso. El trabaja actualmente cuatro horas diarias y tiene actividades de talleres, tres veces a la semana, va a llegar el día que no quiera ir a talleres, pero tendría esta útil actividad en “casa”.