“En Chile no hay igualdad de acceso a la Educación Superior”, José Julio León, vicepresidente de Aequalis.

 2 comentarios

El debate actual en torno a la Educación Superior aún tiene un largo camino que recorrer, eso bien lo sabe José Julio León, profesor de Derecho y vicepresidente de Aequalis, foro que convoca a diversos actores, fundamentalmente académicos y expertos en distintas áreas de los temas que aborda. El foro surgió cuando todavía la reforma a la educación superior no era parte de la agenda pública, y la intención era mostrar que el sistema sufría transformaciones importantes, que adolecía de algunos problemas que requerirían una solución y también con la motivación de generar propuestas que pudieran orientar la Reforma Educacional que esta semana ingresó al Parlamento.

¿Cuáles fueron los temas que se han tratado desde Aequalis?

“Cuando el foro llevaba un par de años de funcionamiento se habían tratado temas como la arquitectura del sistema, el otorgamiento de títulos y grados, la institucionalidad, el financiamiento, los problemas de acceso y la formación de técnicos. Esas habían sido las preocupaciones del grupo. Se comienza entonces a hablar de la reforma como un tema de agenda pública; primero fue un tema de la campaña presidencial y luego un elemento central del programa del Gobierno actual. Pero el foro ha seguido funcionando, siendo fiel a sus propias motivaciones y entonces el tema de la reforma ha sido de interés, pero el interés fundamental es abordarlo desde el trabajo y diagnóstico que han surgido desde Aequalis. Por lo que se ha intentado buscar una visión de futuro de la educación superior, que permita enriquecer el debate en torno a la reforma”.

El Gobierno de Michele Bachelet entregó esta semana el proyecto de Reforma Educacional al parlamento ¿qué visión tienen ustedes a grandes rasgos, ya que recién se están conociendo algunos de sus detalles?

“En este tipo de temas coincidimos que a la hora de dar opiniones sobre la Reforma como tal, son a título personal, pero se pueden recoger diagnósticos y propuestas que se han elaborado en el foro. En Aequalis, lo que se hizo el año pasado fueron conversatorios acerca de los distintos componentes de la Reforma y lo hicimos en conjunto con el Ministerio de Educación. Insisto en el carácter amplio y pluralista del foro. En primer lugar, una preocupación general es que nos parece que la Reforma adolece de un diagnóstico claro y de una proyección, perspectiva y visión respecto de hacia dónde se quiere encaminar el sistema de Educación Superior. No para el fin de este gobierno o el próximo, sino que a 15 ó 20 años plazo; se trata de una Reforma que demorará varios años en implementarse. Algunos temas de interés son, por ejemplo, la transformación de Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica en entidades sin fines de lucro, obviamente no se puede hacer de un día para otro. Requiere una serie de adecuaciones legales, financieras y académicas. Eso debe tener plazos y son extensos”.

¿Hacia dónde se dirige este proceso de reforma pensando en los próximos 15 años?

“El proyecto, hasta ahora luego de ver las minutas, no presenta un diagnóstico sofisticado de lo que es el sistema hoy y carece completamente de esta visión de lo que será la Educación Superior en el contexto de los sistemas comparados de Educación Superior en los próximos 15 a 20 años”.

Durante los últimos días, y producto de toda la discusión que se ha generado en torno a la educación, hemos visto que los estudiantes nuevamente han salido a protestar. Algunos de sus reclamos son el lucro, los altos valores de los aranceles, las deudas que hay en el sistema ¿Qué piensan ustedes como Aequalis de este tema?

“Esto plantea tres temas interesantes, uno de ellos se ha tomado en el foro y se denomina Acceso. Son cosas que van interrelacionadas, pero que no necesariamente se abordan a través de los mismas herramientas. Hoy en día el lucro es un problema de las universidades, es en ese ámbito donde la ley exige que sean Corporaciones o Fundaciones sin fines de lucro. No está probado en la literatura que el lucro sea un mal dentro del sistema de educación superior, no existe un diagnóstico de esas características. El movimiento estudiantil tiene razón en reclamar que la ley se debe cumplir, porque donde no se cumple se usan subterfugios para extraer recursos que debieran ir a potenciar un proyecto académico y no beneficiar a los controladores de la corporación. Ese problema y otros, como el adecuado uso de los recursos públicos o los derechos de los estudiantes, se debería abordar a través de una Superintendencia de Educación Superior, y este mecanismo es algo que también hemos conversado en el foro desde sus inicios cuando se tomó el tema de la institucionalidad, pues nos parecía que era una de las carencias del sistema”.

¿Qué han discutido en el foro Aequalis respecto al tema del Acceso?

“Vemos que el problema ha estado poco presente en la política pública: En Chile no hay igualdad de acceso a la Educación Superior. Es cierto que la participación de los quintiles más pobres ha ido mejorando, pero todavía hay una diferencia apreciable entre los estudiantes del quintil más pobre y los provenientes del quintil más alto. Acá vemos un tema de fondo, que no sólo tiene que ver con el financiamiento: qué tipo de instituciones, con qué exigencia el Estado les va a entregar recursos de manera directa para financiar a los estudiantes que acceden a esas entidades. Me parece que debiera existir el complemento de otro tipo de medidas, revisar el sistema de admisión, la PSU; en ese orden, el proyecto de Reforma anuncia la creación de un Sistema Nacional de Admisión con particularidades para el mundo universitario y técnico profesional, pero debiera también pensar en mecanismos de acompañamiento y de becas de mantención a estudiantes de más bajos recursos, establecer incentivos y condiciones suficientes para que los alumnos más pobres puedan acceder a la educación superior”.

 2 comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos

Comentarios

  • Basta que Ud. explore la distribucion estadistica de los valores de la PSU por procedencia educacional de los alumnos (colegios municipales, particulares subvencionados, y particulares pagados). Resulta que los valores de la PSU no revelan normalidad, no es una curva normal,
    una campana gaussiana, donde sea posible hacer inferencia estadistica con arreglo a la “Ley de los grandes numeros”. Se trata entonces de una curva sesgada, que da un peso adicional a los puntajes de alumnos que provienen de los colegios particulares pagados, donde estudian
    los alumnos que provienen de ingresos socio-economicos altos.

    A pesar del sesgo evidente, la PSU se le pondera con el 80 % del puntaje final para entrar a la universidad, y las notas de Enseñanza media que SI tienen una distribucion normal, se le pondera solo en un 16 %. Por que es eso? Bueno por la via de la PSU, el Estado subvenciona,
    los 25.000 mas altos puntajes y eso les conviene a las universidades. Bien injusto que el pais, este subvencionando a los estudiantes que
    provienen de familias acomodadas.

    Leoncio Flavio Rojas Rosas,Ph.D.
    Chapel Hill, Carolina del Norte, EE.UU.

  • La educación debe ser un derecho para los que se lo merecen por sus condiciones económicas y personales. Si no hay nada que invalide al lucro en la enseñanza, los padres preferirán la gratuidad antes de pagar si esta les ofrece un buen resultado. Actualmente lo gratis y publico en Chile no es lo mejor, llámese transporte, salud, vivienda, educación…etc